Pintxo-pote: una nueva costumbre vasca que tienes que conocer

barra-de-pintxos-destacada

Típica barra de pintxos

05/11/2018

Si tienes amigos o familiares de origen vasco seguro que alguna vez te han llevado a potear o de txikiteo (ir a tomar txikitos, vasos pequeños de vino de bar en bar por el barrio con la cuadrilla).

En cambio, si has estado visitado Euskadi en los últimos años, puede que hayas ido de pintxo-pote.

Pero, en ¿qué consiste esta nueva costumbre gastronómica?

El pintxo-pote surge antes de la crisis de 2012, pero cobra fuerza durante este periodo. Consiste en tomar un pintxo y un pote o bebida a un precio más reducido del habitual (entre 2€ y 3€).

Sin embargo, no se puede tomar en cualquier momento. El día y la hora del pintxo-pote lo marcan los establecimientos y va por zonas: normalmente, una tarde entre semana a partir de las 7 o 7 y media de la tarde y siempre que no sea festivo.

Pintxo en vaso

Pintxo de Altzola Taberna. Foto: Facebook Altzola Taberna

Además, no se puede pedir cualquier cosa de la carta, el bar suele hacer una selección de bebidas y pintxos disponibles (y la tapa suele tener un tamaño más pequeño que su versión habitual).

En un principio, los bares solían tener uno o dos pintxos que se podían escoger; ahora, las opciones son bastante variadas en la mayoría de lugares e incluyen las bebidas más típicas.

Curiosamente no todos los establecimientos ofrecen esta opción, aunque sí la mayoría.

En casi todas las localidades vascas esta costumbre se ha consolidado rápidamente.

A continuación, te recomendamos algunos lugares que no debes pasar por alto en tu ruta de degustación:

En Irún

Brocheta de fruta

Brocheta de fruta. Foto: www.potxolito.com

Tiene lugar los viernes.

Aunque es uno de los restaurantes más afamados de Irún, también ofrece esta versión gastronómica popular.

Hay muchas opciones para elegir, pero si te sientes glamuroso, puedes decantarte por probar la croqueta de espinaca con una copita de cava. Nada mejor para comenzar una noche a lo grande.

Esta taberna ubicada en la Parte Vieja cuenta con una agradable terraza. Mini-hamburguesas, gambas a la gabardina, champiñones, etc. suelen ser algunas de las propuestas habituales.

Es perfecto para ir con los pequeños de la casa porque tienen pintxo-potes salados y dulces.

Entre sus propuestas, hay opciones muy variadas como alitas de pollo marinadas, una tosta vegetariana o brochetas de fruta.

En el barrio de Santiago de Irún, el pintxo-pote es el jueves.

En plena calle Santiago, es un establecimiento pequeño y acogedor. Pide unas croquetas de morcilla o, si prefieres algo más exótico, decántate por las bolitas de bacon, queso y jalapeño.

Este es solo un ejemplo de los múltiples bares que ofrecen esta opción en este barrio. También participan en esta iniciativa: el Asador de Pollos Chicken’s, la cervecería Scrum Berri, y los bares Swing, Bikote, Alaitsu…; entre otros.

Barra de pintxos en Irún

Barra de pintxo-pote. Foto: www.facebook.com/cafebarmarken

En Hondarribia

Se celebra también los viernes.

En esta antigua casa de pescadores destacan los productos del mar, como el pulpo o los txipirones. En la zona de la marina de Hondarribia, muchos visitantes resaltan el buen trato del servicio.

También en pleno centro y con decoración marinera, encontramos el Bar Enbata. Merece la pena degustar la deliciosa tortita de camarón.

El simpático cocinero Gorka Irisarri está detrás de sus fogones. Una de las especialidades de la casa son los mejillones.

En San Sebastián

Cada barrio organiza su pintxo-pote un día diferente. Tiene mucho ambiente el de Gros, que se celebra los jueves.

En su espacioso local de tres pisos, se puede encontrar una amplia variedad de pintxos. Es muy recomendable el de txipirones a la plancha, pero cualquiera de las propuestas te encantará.

Txipirones a la plancha

Txipirones a la plancha. Foto: territoriogastronomico.com

Esta emblemática pizzería donostiarra ofrece una generosa porción de pizza a escoger más una bebida. Una excelente opción si tenemos hambre y queremos comer algo más consistente.

Si quieres algo más innovador, puedes acercarte al Elosta.

En este restaurante de cocina fusión japonesa-peruana, podemos probar el sushi-pote. Son dos piezas de sushi o una gyoza con una caña o un vino al precio de 3€.

Esta es solo una pequeña muestra de los locales con pintxo-pote, pero lo mejor es dejarse llevar e ir de un lugar a otro probando los exquisitos bocados.

¡No esperes más y ven a conocer la última costumbre culinaria vasca!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *